Intro - String-agro
Radio en Vivo
Obtener Adobe Flash Player
Abril de 2017
INVERSIONES. Hace falta equipamiento para producir 32 millones de hectáreas.

El protagonista es el contratista
Estiman inversiones por el orden de los 500 mil dólares.
El 50 % de prestadores de servicios, deben comprar cosechadoras.

AHORRO. Más de la mitad de los negocios que se hacen en relación a maquinaria agrícola, tienen el objetivo de bajar costos.

El presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinaria Agrícola (Facma), Jorge Scoppa, reconoció que se prevé un año de grandes movimientos, impulsados por la creciente presencia de las entidades bancarias, dispuesta a prestar mucho dinero. “Estamos viendo una oferta crediticia muy convincente, tanto desde la banca estatal como privada, direccionada hacia un inminente recambio tecnológico que ya tiene 10 años de estancamiento”.

Scoppa, considera que puede ser un año de mucha innovación tecnológica, si comienza a cerrar la idea del protagonismo de los contratistas rurales, en una ecuación que les impide a los pequeños productores –por costos-  cambiar sus viejos equipos de la década del ´70; y al mismo tiempo, complica a los grandes –por manejo- contemplar un escenario de abultadas inversiones en maquinaria agrícola.

Se espera que un 50 % de los 12 mil contratistas rurales que manejan los cultivos tradicionales de la Argentina, inicien el cambio de su equipamiento para cosecha, en un término que podría extenderse por un lapso de 4 años. Al mismo tiempo, Facma no descarta, que en ese período 6 mil prestadores de tareas agrícolas, inviertan un promedio de 110 mil dólares más en sembradoras de gran porte, U$S 130 mil por cada tractor y cerca de 40 mil dólares por cada unidad de tolvas auto descargables.

Hace un mes, los agro contratistas participaron de reuniones operativas, donde concluyeron que para ser competitivo en las próximas campañas, se va a necesitar ancho de labor, tanto en cosechadoras como en sembradoras.

“Son las nuevas reglas, para sacar al país de un estancamiento en su producción agrícola y las grandes pérdidas de eficiencia en los costos y manejo”, reconocieron agregando que en Argentina el 70 % de las compras que el campo realiza, se canalizan a través de créditos.

Por ahora, se sabe que los encargados de manejar el 75 % de las hectáreas que se siembran y cosechan en el país, están dispuesto a mover una cifra inicial de 10 mil millones de dólares como gastos directos, dentro de las variables que se generan con la adquisición de las últimas tecnologías.

COPYRIGHT. Hace tiempo Facma, insiste en afirmar que el modelo de los contratistas rurales está siendo imitado por los grandes estados agrícolas de Norteamérica. “Los nuevos escenarios, ya no te permiten dar el lujo de tener una cosechadora de 10 millones de pesos, para sembrar entre 400 o 1000 hectáreas”, subraya Jorge Scoppa.

“Se viene una fuerte concentración de prestadores, que compite por lo último que aparece en el mercado. Ahí está la diferencia y la nuevas variables que se van a ir profundizando”, reconoce agregando que en un promedio de 2300 pesos por hectáreas, en los servicios de siembra, pulverización y cosecha, se necesitan equipos que optimicen labores, ahorren insumos y resuelvan rápido y de manera rentable.

Al mismo tiempo, resaltó que la gran discusión pendiente son los seguros multi riesgo, para atenuar las eventualidades por inundaciones, sequías y bajos rendimientos.

“Ese es la fortaleza agrícola de muchos países, así como los créditos que en el mundo promedian tasas de 2 %. En nuestro país, después de muchos años, el Banco Nación anunció una tasa subsidiada al 11 % en pesos, el banco de La Pampa ofrece una línea al 9 % y entre los privados se destaca el Macro con una tasa de 3 al 4 % en dólares y a 4 años”

Agrandaditos

Según el consultor y especialista en maquinaria agrícola, Sergio Onoko, una cosechadora de última generación que cuesta 600 mil dólares, está orientada al  contratista o el productor que invierte con el objetivo de cambiar 2 máquinas más chicas por una. Lo mismo sucede con las sembradoras.

“Esto reduce el costo de personal, comida y movilidad, que -hoy en día- se hace muy complicado mantener”.

Por este motivo busca simplificar su operación y ser más eficiente con menos gente y con equipos de mayor capacidad.

“Prácticamente, estas máquinas que valen miles de dólares, se pagan con el ahorro de productos y la implementación de nuevas tecnologías pensadas para atenuar gastos”, remarcó el referente.

Nos vemos. Siempre hay un justiciero, por todas partes y en el campo.


MI B013 18. Ag. String agro - Banner Agroactiva 2017 - Marzo 2017

Descubrí Monsanto

IPCVA

BERTINI

CONECAR

BARRILLI

Ganados Remates S. A.

FERCAM

Apache 27000

MI B010 17. Ag. String agro (Banner Monsanto) (Semillero del Futuro) [Enero 2017]

MI B011 17. Ag. String agro (Banner Bco. Santa Fe) (Pay Check) [Febrero 2017]

separador