FAA: El productor crea cooperativas sin responsabilidad participativa
30/09/2017
El campo vuelve a correr por la cooperación y sustentabilidad
04/10/2017

Mendoza: prevén un crecimiento del 30 % en la ganadería

La región se ve favorecida por las políticas ganaderas y una proyección hacia la exportación.

GANADERÍA. Nueva zonas.

Con buenos campos, pocos problemas de inundaciones y un paquete de tecnologías aplicadas para la intensificación productiva, el oeste de Argentina se prepara para un crecimiento de la actividad pecuaria sin precedentes.

Según los cálculos, podría rondar en un 20 % en las áreas destinadas a la cría bovina y cerca de un 30 a 40 % en el incremento de la producción de carne, en los próximos años.

El dato, surge del departamento de investigación y desarrollo de la firma Conecar, que viene experimentando diversas prácticas bajo riego, sumadas a la eficiencia ganadera aplicada a la sanidad y una alta producción de terneros con proyección de diversos mercados.

“Estamos observando que el picado de maíz producido bajo riego, tiene mayores niveles de rendimiento que cualquier planteo de primera en la región núcleo central de nuestro país”, remarcó Luis Fusi especialista en gestión y manejo de rodeos de cría de Mendoza.

Este empresario, destacó que las nuevas coyunturas productivas, le permiten ver a los productores agropecuarios de Cuyo la posibilidad de complementar sus actividades de frutas, horticultura y vitivinicultura con la ganadería.

Según Fusi, la región mendocina se prepara para superar las 250 mil madres y 200 mil terneros que tiene por cada ciclo productivo. “Hay una ingeniería financiera instalada en toda la zona, que viene respaldada por asistencia, soluciones, capacitación e información de punta”, anticipó el referente considerando que Mendoza se proyecta a ser una buena productora de terneros recriados bajo riego; así como también, un lugar apto para engordar novillos mediante un mix entre los sistemas de riego y el corral.

Para muchos, el auge de la ganadería intensiva ha comenzado a dar sus frutos y aquellas zonas consideradas marginales para la actividad, encontraron un realce con el cambio de  políticas para el agro.

“Es un buen nicho de mercado, que no tiene techo. En la zona el consumo anual de carne vacuna requiere –por ahora- de 500 mil novillos, solo para el mercado interno”, subrayaron.

Compartir:
ASAC
ASAC

La noticia con contenidos propios.