Queremos la Ley
08/07/2023
Giorgi Automotores presento la nueva Ford Ranger
19/07/2023
Queremos la Ley
08/07/2023
Giorgi Automotores presento la nueva Ford Ranger
19/07/2023

IPCVA: “hay que aumentar la relación vaca ternero”

JORGE GRIMBERG. Presidente del IPCVA.

El productor ganadero debe analizar que no todo pasa por tener pasto y buena genética.

Publicidad: Banco de Santa Fé. Vivís Acá - Cuenta sueldo

El presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, Jorge Grimberg manifestó en Nogoyá (Entre Ríos), que Argentina debe superar el stock de los 22 millones de cabezas de ganado con una producción significativa y superior de terneros.

Al mismo tiempo, este empresario ganadero se centró en una serie de campos que vienen recorriendo e identificando como casos testigo, donde hay productores que en 100 hectáreas cuentan con 120 vacas y un índice de parición importante.

“Estamos mostrando regiones donde los variables de procreo son importantes y sobre todo se mantuvieron durante y después de una extrema situación de sequía. Esto nos demuestra el buen manejo que se ha dado y como se ha trabajado en el destete”, remarcó agregando que estos ejemplos van por encima de lo que manifiesta gran parte del sector pecuario cuando dice que los terneros son livianos porque la seca ha impulsado a que se vendan o comercialicen de forma anticipada.

“El buen manejo de pastura, es consecuencia para lograr terneros de mayor peso al destete. Esto implica un mayor valor de la hacienda y por ende una rentabilidad más importante”, agregó Grimberg considerando que es una obligación del IPCVA mostrar estos sistemas eficientes de trabajo.

A su tiempo, el Instituto resaltó que el gran problema es el índice de destete, la relación vaca ternero y el nivel de parición. También la carencia de información, más allá de que Argentina es el único país en el mundo que recibe 2 veces por año un equipo de vacunación.

El dato, resulta interesante y fue tomado de forma inmediata por el núcleo de productores que concurrieron al encuentro. Es más, algunos manifestaron su mirada diciendo que hay muchas cosas que no se pueden controlar como la carencia de lluvias y los precios.

“Se puede echar mano a tener altos índices productivos como único camino posible para sortear estas dificultades”, reconoció un productor de la provincia de Córdoba.

Asimismo, resaltó (a manera de paradoja) que -si en algún lugar de nuestro país- hoy se pagará un 30 % más el valor de los terneros, la mayoría preguntaría dónde es. Ahora, nadie pregunta cómo hacen aquellos pocos que logran ver nacer un 30 % más de sus terneros en su propio origen.

En concordancia, Carlos Baravalle (Sureste de Córdoba), aseguró que para el productor ganadero la vaca cría termina siendo el elemento más sensible cuando se comenten errores.

Su modelo, le ha venido permitiendo alcanzar un índice de preñez del 98,94 %. Es decir, alimenta 100 vacas y logra preñar 98.

“Para mí, hay múltiples factores que pasan por tener pasto, genética; aunque la seguridad la da el manejo. La otorga un servicio estacionado y restringido a no más de 90 días”, enfatizó.

De igual manera, instó a sus colegas ha analizar el tipo de rodeo que tienen en los planteos, “Hay que ver si son vaquillonas de primer servicio, vacas de segunda parición o hacienda general compuesta por vacas de muchas pariciones”, destacó estimando que cada categoría tiene un tratamiento especial y ninguna puede estar en un rodeo general.

Barravalle, consideró que los altos índices se consiguen -en parte- con esto y luego viene otro trabajo que se basa en el nacimiento vivo de los terneros.

“Una vez paridas las vaquillonas hay que hacer estrategias para adelantar los destetes. Estos deben ser a partir de los 80 kilos”, recordó en un resumen básico de manejo pecuario. “Los errores son comunes y se pagan caros. Si te quedas corto con los toros y buscas corregirlo rompiendo con el estacionamiento del servicio, en vez de vender las vacas que no quedaron preñadas, la situación refleja que te está equivocando de nuevo”, subrayó este ganadero queriendo demostrar que hacen falta más jornadas de capacitación para avanzar hacia una eficiencia ganadera.