Yo quiero a mi bandera
28/02/2024
Carnes: va a ser necesario buscar nuevos mercados
03/03/2024
Yo quiero a mi bandera
28/02/2024
Carnes: va a ser necesario buscar nuevos mercados
03/03/2024

Hay optimismo en los fierros en un marco de cautela

Sin ley, con libre mercado y frente a una posible dolarización el viejo temor hacia la industria nacional revive.

Publicidad: Banco de Santa Fé. Vivís Acá - Cuenta sueldo

La pérdida de estado parlamentario del proyecto de Ley para la Maquinaria Agrícola Nacional, dejó en el camino una de las últimas cartas que se jugaba la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) sobre el cierre del año pasado. Para muchos fabricantes es sumamente importante ya que contribuía a sostener y resguardar a un sinnúmero de empresas que ya han transitado más de media década posicionando sus productos y buscando sostener la competitividad frente a las grandes multinacionales.

Por ahora, los industriales metalmecánicos perciben una mezcla de sentimientos encontrados, con muchas variables todas juntas y sin ordenar. El tiempo se ha posicionado sobre el mes de marzo y algunos especulan si Expoagro (5 al 8) será el inició para el desenvolvimiento normal de la actividad comercial.

En el medio, nadie sabe cuál será el resultado final de tanto toqueteo que ha dejado al sector con pocas ventas desde noviembre de 2023 y puesto a las empresas en el rol de financieras, con créditos propios combinados en pesos, dólares o mediante el canje por granos.

Una señal podría ser el transcendido del gobierno de volcar todos los ingresos que financiaban al Estado sobre las empresas, aunque todavía no se sabe si se hará con porcentuales atractivos ya que la inflación sigue por encima de los 2 dígitos y con tasas superiores a los 100 puntos.

Ahora, lo que se ve en este mano a mano con los bancos, es un principio de financiación a través de estas entidades con créditos en dólares a tasas muy bajas. Es decir, se está buscando una herramienta para seducir al productor agropecuario con un beneficio extra, que pasa por sortear la Resolución 7930 del Banco Central de la República Argentina que penaliza a los productores (20 % más en las líneas crediticias) que retienen o acopian más de un 5 % del grano de soja en cada campaña.

A su vez, con tanto alboroto legislativo, el intento de los industriales nacionales por una ley se empieza a diluir para este 2024, aunque la idea se ha centrado en lograr mantener el bono de bienes de capital para las empresas que hacen transformación y le dan valor agregado en el país, generando mano de obra y trabajo. Sería un paliativo previo a la definición de una nación desarrollada con industrias o todo lo contrario.

Por ahora, -aún con optimismo- el común denominador de las empresas del sector, se encuentra soportando las pocas ventas y todo el personal en sus puestos de trabajo. Se ven algunos reacomodamientos, aunque son esporádicos para la incertidumbre de tantas variables en una ecuación tan amplia.

En 10 días, a la vanguardia de todo se pondrá el grupo Crucianelli (Armstrong) al anunciar junto a Telecom Empresas, la formación del Cluster de Conectividad para definitivamente poder hacer funcionar la maquinaria precisa y sus elementos de transmisión de datos. Se sabe que el fabricante de máquinas e implementos que hace un mes adquirió la marca de fertilizadoras Fertec (Marcos Juárez) aportará el capital para las antenas y la firma de comunicaciones la tecnología para estar conectados. La experiencia que será anunciada en la edición 2024 de Expoagro, comienza en la provincia de Buenos Aires sobre poblaciones rurales cercanas a la muestra y luego se dispara hacia el resto de las provincias del país, de acuerdo a la cantidad de maquinaria vendida bajo el ecosistema de agricultura de precisión, big data e inteligencia artificial. Es objetivo es –también– potenciar y minimizar errores de conectividad para la agricultura, aunque el beneficio final es para todas las empresas y poblaciones circundantes al lugar donde se vayan colocando las antenas y su tecnología.