El Poder Legislativo está convulsionado
01/06/2024
Registro alejado
05/06/2024
El Poder Legislativo está convulsionado
01/06/2024
Registro alejado
05/06/2024

Agro: agroquímicos y fertilizantes entre las trabas estratégicas del campo

CHINA. Escenario de negocios para el agro argentino.

Nuestro país busca acuerdos de importación, inversiones para la producción y calidad de insumos, de cara a las nuevas campañas.

Publicidad: Banco de Santa Fé. Vivís Acá - Cuenta sueldo

El campo sigue sintiendo la vulnerabilidad de algunos insumos y busca terminar con las promesas de abastecimiento, precio, calidad y resultados. Una materia pendiente que lleva más de 3 décadas, desde que los gobiernos señalaron que Argentina iba a poder fabricarlos y distribuirlos sin tantas distorsiones, aunque todavía los anuncios siguen estando en veremos, a pesar del potencial productivo que tienen muchas provincias de la Patagonia.

Esta semana, el secretario de Bio economía, Fernando Vilella, que presidió en Paris (Francia) la Reunión Extraordinaria del Consejo Agropecuario del Sur, se vino con el guiño de un grupo franco marroquí (OCP), para formalizar una alianza estratégica con el objetivo de producir este insumo nutricional para los cultivos en la región, abasteciendo nuestro mercado interno y satisfaciendo la demanda global del Mercosur y el mundo en un futuro no muy lejano. Fue solo una promesa, aunque se suma a las tantas ya anunciadas entre las que se destacan muchas sobre la provincia de Neuquén al cierre del siglo pasado.

No es un movimiento casual, ya que Argentina ha recorrido 3 continentes buscando un resultado que solucione la importación de formulaciones para la elaboración de los mismos. Durante mucho tiempo fue Rusia uno de las regiones más visitadas y hasta el momento sigue siendo China el proveedor más importante que el país sostiene, para que no se caiga el manejo de los cultivos y el paquete anual que se requiere para sostenerlo.

En Mayo, una empresa santafesina recién constituida bajo el nombre de Agroterrum  realizó una gira con 12 empresarios, distribuidos y clientes para constatar la solvencia de varias plantas productoras de este Gigante Asiático, que abastecen al mundo con los denominados productos fitosanitarios. El destino fueron las compañías Qindao y Weifang, ambas con procesos de producción y tecnologías de vanguardia con excelencia en la fabricación de agroquímicos.

“Estamos yendo hacia materias primas y productos formulados de calidad para permitir un mejor resultado en cada productor agropecuario. Estamos ingresando al mercado argentino soluciones en herbicidas, insecticidas y funguicidas de uso masivo y específico, pero siempre dentro de los parámetros de sostenibilidad del medio ambiente”. Las líneas de biológicos son un recurso fuerte a futuro, en una transición de formulaciones químicas más amigables en el cuidado del suelo”, resaltó Pablo Torasso, gerente general de Agroterrum.

El empresario agregó que desde hace un tiempo, han cambiado las bandas toxicológicas y ya no existe la agresividad -tan amplia- que tenían las aplicaciones o fumigaciones en zonas periurbanas.

“El nuevo desafío pasa por una mayor concentración de productos, distintos tipos de formulaciones y una menor utilización de envases, plásticos, cartones y otros residuos que se generan”, resaltó.

Cabe destacar que nuestro país consume -por campaña- cerca de 350 millones de litros de agroquímicos que son distribuidos en una superficie cercana a las 36 millones de hectáreas cultivadas.

Del total el 73 % corresponde a herbicidas y el negocio global mueve una suma superior a los 3.320 millones de dólares.

Por ahora, el concepto de una mejor agricultura que impulsan las nuevas compañías como Agroterum, buscan generar una disrupción en el mercado por medio de vínculos más directos con los clientes y un cambio hacia la sociedad sobre la interpretación en el uso de estos productos y la salud pública.

En principio pasa por el uso responsable, la recuperación de envases en desuso y su reutilización o reciclado. Por detrás, desde el punto de vista agronómico está latente su utilización como sostén del crecimiento y desarrollo agropecuario de Argentina. Los técnicos siguen remarcando que sin la utilización de los mismos, sería imposible prevenir los crecientes daños por plagas y enfermedades de los cultivos en cada campaña.